Como comentamos al final de la temporada pasada; para éste curso nuestro fútbol base vuelve a ir de la mano del primer equipo. A través de este acuerdo, se pretende recuperar la esencia perdida en los últimos años y que el primer equipo pueda estar nutrido dentro de muy poco tiempo por chicos de nuestra base.

Del mismo modo, nuestros juveniles tienen un aliciente enorme para seguir creciendo y compitiendo como futbolistas, ya que saben que las puertas del primer equipo de la ciudad vuelve a estar abierta para ellos.

Ahora es el momento de trabajar, competir y demostrar a los profesionales de club que están más que preparados.

Esta semana tuvimos la primera prueba de que dicho acuerdo es muy real, y 6 de nuestros; Alejandro, Cobo, Fradera, Boza, Marru y Pacha, tuvieron la posibilidad de debutar en partido amistoso contra el filial de la UE Sant Andreu.

Muchas felicidades a todos y a seguir trabajando para tener nuevas oportunidades.

 

Sobre El Autor